Descripción

Los proyectos de especialización y competitividad territorial

El programa operativo del Fondo europeo de desarrollo regional Cataluña 2014-2020 (PO FEDER Cataluña 2014-2020) tiene como objetivo la promoción de un crecimiento inteligente, sostenible e integrador del territorio, en consonancia con las directrices marcadas por la estrategia Europa 2020 de la Comisión Europea y su implementación en Cataluña.

La Estrategia de investigación e innovación para la especialización inteligente de Cataluña (RIS3CAT) es la respuesta de Cataluña a la exigencia de la Comisión Europea que los estados y las regiones de la Unión Europea elaboren estrategias de investigación e innovación para a la especialización inteligente (research innovation strategies for smart specialisation, RIS3) que se ajusten a su potencial de innovación.
Uno de los instrumentos propuestos para activar este papel del territorio son los proyectos de especialización y competitividad territorial (PECT).

Son iniciativas que impulsan los agentes del territorio y lideran las entidades públicas locales de Cataluña para promover actuaciones que contribuyan a la transformación económica del territorio y tengan un fuerte componente de innovación. Tienen como principales objetivos: mejorar la competitividad del tejido productivo, crear empleo y crear vínculos con la cadena de valor internacional.

Las características esenciales de las actuaciones de los PECT son las siguientes:

  • Responden a una estrategia territorial que tiene un consenso amplio en el territorio.
  • Persiguen unos objetivos concretos y coherentes.
  • Tienen un impacto múltiple en el territorio de actuación, mediante la contribución a la especialización inteligente, la mejora de la competitividad, la creación de empleo y, en lo posible, la creación de vínculos con la cadena de valor internacional.

Los Proyectos PECT están cofinanciados por el Fondo Europeo de Desarrollo Regional (FEDER) de la Unión Europea, en el marco del Programa Operativo FEDER de Cataluña 2014-2020 'Objetivo de inversión en crecimiento y empleo'

PECT Porcino de Lleida, la producción sostenible inteligente

El sector porcino de Lleida, en las últimas décadas, ha pasado de ser eminentemente familiar a formar un tejido empresarial, basado en pequeñas, medianas y grandes empresas, distribuidas en el territorio. Estas empresas compiten en uno de los principales sectores agroalimentarios a escala mundial. La producción de carne de cerdo ocupa la primera posición entre las diferentes especies de animales de renta (aves, cerdos, rumiantes) que representa el 36% de la producción total de carne en el mundo (FAOSTAT 2014).


Dadas las tendencias de este mercado y su evolución previsible, las ventajas competitivas en producción deberán basarse en la máxima eficiencia de los procesos, el uso óptimo de los insumos (agua, energía, nutrientes, etc.), la sostenibilidad ambiental , y la calidad, que se complementarán con un sello de garantía para el consumidor, que acredite que estas condiciones se cumplen.
Las operaciones del PECT están orientadas a reforzar estos factores clave de competitividad y a impulsar el uso y la aplicación sistemáticas de las tecnologías facilitadoras transversales, especialmente las TIC y los métodos de producción avanzada.
La colaboración entre las empresas del territorio, industrias y explotaciones agrarias, la Universidad de Lleida, el IRTA y el Centro de Estudios Porcinos de Torrelameu, para la consecución de estos objetivos, consolida Cataluña como polo europeo de conocimiento en un ámbito muy especializado a la vez que contribuye a mejorar el entorno catalán de innovación, y de manera especial, la ecoinnovación.

Territorio de ámbito de actuación

La demarcación de Lleida tiene una superficie de 12.168 km2, siendo la más extensa de Cataluña. El ámbito del PECT lo forman las comarcas en las que se concentra la producción porcina: el Pallars Jussà, la Noguera, Solsonès, Segarra, Urgell, Pla d'Urgell, el Segrià y las Garrigues, con un total de 7.929 km2.

El sector agrario tiene un peso muy relevante, el 10,7% del PIB. Según datos del Proyecto mapeo de los clústeres de la provincia de Lleida, la facturación del sector porcino representa el 75% de la del sector agroalimentario de la provincia y ocupa casi 2.500 personas a las que hay que añadir las correspondientes a las 2.874 explotaciones censadas en 2014.

En términos relativos el sector porcino leridano representa un 57,07% del censo de animales y un 47,73% del censo de explotaciones catalanas, mientras que sólo representa el 13,92% de los sacrificios. Este hecho señala el alto grado de especialización del sector porcino de Lleida en torno a la producción primaria.